Por Francisco Gonzáles

El 9 de septiembre la República Popular Democrática de Corea (RPDC) – Corea del Norte – celebra el  73 aniversario de su fundación. Una historia llena de luchas y glorias.

Con una trayectoria de más de 70 años de desarrollo, el país ha demostrado su dignidad y honor, desafiando todos los retos y dificultades.

Mención particular merece la mirada retrospectiva a su historia mediante las denominaciones recibidas en cada periodo de su desarrollo.

“Corea democrática”

El 15 de agosto de 1945, Corea fue liberada de la ocupación militar japonesa. Era una tarea importante del pueblo coreano decidir cuál camino debería optar la nueva Corea. La nación escogió el camino de la democracia al estilo coreano descartando la democracia del tipo soviético o americano. Sobre la base de la fundación del gobierno popular e implementación de las reformas democráticas como la Reforma Agraria, la de Nacionalización de las industrias principales y de Igualdad de derechos del hombre y mujer, el 9 de septiembre de 1948 fue fundada la República Popular Democrática de Corea, siendo las masas trabajadoras y campesinas sus auténticas dueñas. La comunidad internacional la llamó COREA DEMOCRÁTICA.

“Corea heroica”

La Guerra coreana (1950-1953) contra por las fuerzas aliadas imperialistas encabezadas por Estados Unidos que se jactaban de la “supremacía” mundial con pretensión de aplastar a la joven RPD de Corea, era literalmente una “confrontación entre una bomba atómica y un fusil”.

Nadie se atrevió a pensar que la Corea popular podría ganar la victoria en la guerra. Pero, el pueblo coreano pudo de rodillas a los agresores imperialistas y defendió el país. Numerosos pueblos del mundo alabaron la RPDC como COREA HEROICA por ser el primer país que ha creado el nuevo mito de vencer a la potencia imperialista.

“Corea Chollima”

La guerra de tres años dejó el país completamente destruido dejando solo cenizas. Y los imperialistas yanquis alardearon que Corea no podría reponerse ni en 100 años.

Sin embargo, el pueblo coreano desplegó una dinámica lucha para crear una nueva vida. Después de completar la reconstrucción en menos de tres años, cumplió con éxito la industrialización socialista en el breve plazo de apenas 14 años, marchando con gran velocidad con el ímpetu de Chollima, caballo legendario que corre 400 kilómetros al día. La palabra COREA CHOLLIMA fue difundida ampliamente en el mundo. 

“Tierra de Juche”

Toda la trayectoria de la RPDC ha sido el proceso de aplicar la idea Juche. Después de su fundación, el país ha venido logrando notables éxitos en la construcción socialista mediante la aplicación de la idea Juche y la realización de todo en conformidad con las condiciones concretas del país y los intereses de su pueblo. Se pudo establecer el sistema de asistencia médica gratuita y el de enseñanza gratuita, abriéndose a la prosperidad en todas las esferas de la sociedad.

La idea Juche se propagó ampliamente a lo largo del mundo; se formaron en más de 100 países más de 1,100 centros de estudio y difusión, el Instituto Internacional de Idea Juche como su centro de estudio y organizaciones regionales.

El país ha sido ampliamente conocido como la Tierra de Juche.

“Baluarte del socialismo”

El colapso del socialismo en varios países  a fines del pasado siglo debilitó la fe en el socialismo entre muchos pueblos del mundo. Precisamente en aquel tiempo, el lider coreano Kim Jong Il, entonces Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC, publicó obras importantes como El socialismo es ciencia, donde probó la cientificidad y el triunfo del socialismo y la inevitabilidad de su victoria. Con la espada de la política del Songun (priorización de asuntos militares), el país hizo añicos la ofensiva general lanzada por las fuerzas aliadas imperialistas con el propósito de aplastar el país aprovechando el desmoronamiento del campo socialista, defendió firmemente su sistema socialista y orientó a abrir una nueva era de construir una potencia socialista. La RPDC fue reconocida por la comunidad internacional como el Baluarte del Socialismo.

“País monolíticamente unido”

Un sinnúmero de pueblos del mundo se quedaron pasmados con la RPD de Corea que avanzaba por el camino independiente sin vacilación alguna pese a duras pruebas y desafíos de la historia. Las presiones militares extremadamente peligrosas de las fuerzas hostiles y la feroz y persistente bloqueo económico para “exterminar la nación”, ante los cuales ninguna nación podía resistirse,  no pudieron hacer capitular al pueblo coreano.

Cabe la pregunta: ¿Cómo la RPDC, una nación no muy grande en número de habitantes ni en dimensión territorial, ha podido superar tales retos tremendos? El secreto fue la unidad monolítica entre el líder y el pueblo que comparten la voluntad y el destino. Es la  unidad característica propia de Corea que solo su pueblo ha podido lograr, y su arma política más potente, a la que no pueden destruir ni las bombas atómicas. El País de Unidad Monolítica es la expresión más correcta que caracteriza a Corea Socialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *