Por Luis Cuello

Si hay algo que no se puede decir de la derecha argentina es que sea lenta. El mismo día que se presentaba en el congreso el proyecto de ley de “aporte solidario” de las grandes fortunas, salió una nota en el diario Clarín que circuló ampliamente.  El estruendoso título buscaba generar el impacto en la clase media antiperonista, al decir que se aumentaba el impuesto a las ganancias  del 35 al 41 %. La autoproclamada defensora de la república , Elisa Carrió, decía “ es una locura que el gobierno esté pensando en aumentar impuestos, es un robo escandaloso”[1].

Días antes Leuco padre decía mirando fijo a la cámara: “este gobierno toma medidas que son crímenes de Lesa libertad”, introduciendo de esta manera un nuevo concepto jurídico que seguramente será incorporado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Nada nuevo bajo el sol y nuestro amo siempre juega al esclavo. Rápidamente salieron a desmentirse, pero el trabajo ya estaba hecho. Lo importante es hacer mella en su electorado. A saber, que hay un gobierno de corte chavista que quiere avanzar sobre la propiedad privada, desalentar la inversión y que, en su fanatismo intervencionista, pone nervioso a los mercados y genera distorsiones. 

Pero detrás de la cortina de humo, la realidad es que el proyecto de ley es mucho más moderado de lo que se dice. Se trata de un aporte extraordinario por única vez para las personas que tengan un patrimonio superior a los 200 millones de pesos, de acuerdo a la última declaración de bienes personales del 31 de diciembre de 2019. La contribución recae en 12 mil personas. Es decir, el 0,02 de la población. Los más ricos entre los ricos. 

Algunos de los “afectados” por el proyecto de ley serán Paolo Rocca, Marcos Galperin, Bulgheroni, Perez Companc, Roemers, Macri, Noble de Herrera, Coto, Blaquier. El estado busca recaudar 300 mil millones de pesos que se utilizarán para comprar insumos para enfrentar la pandemia, créditos para pymes, financiar las becas progresar, envasamiento de gas y urbanización de los barrios populares.

Tres mitos

El primer mito fue instalado por el panteón de los grandes pensadores de la tv: Novaresio, Viale pequeño y Majul.  Es el mito que medidas como esta desalientan la producción. Pero la realidad es que el impuesto no va a ser sobre la producción, sino sobre los bienes personales. Es decir, es el “bolsillo” de los multimillonarios.

El segundo mito lo sostiene, el empresario del Café, Martín Cabrales. Dice que le da “miedo la medida” y que siempre pone “el sector productivo” y no el estado. Su propuesta es que “se puede ser solidario bajando los sueldos estatales” y “que el estado también debe poner”[2]. Lo cierto es que, desde que empezó la pandemia hasta agosto, el Estado aporto 900 millones de pesos. Entre asistencia a las grandes empresas o Pymes con el ATP, el IFE, la inversión en salud, etc.

El último mito, el preferido de la clase dominante, es que Argentina es un país que asfixia a los empresarios con muchos impuestos y no se puede cargar más sobre las espaldas de los buenos capitalistas.

Si vemos la matriz fiscal, según la consultora Sigma Global[3], la recaudación se sustenta en los trabajadores más que en los capitalistas:

Por esto se dice que el sistema impositivo argentino es de los más regresivos del mundo. Porque los trabajadores bancamos todo y los capitalistas casi no pagan impuestos sobre sus bienes, viven de subsidios estatales y la fugan siempre.

Entonces, ¿Es tan loco pedirle a los que la juntan siempre en pala que paguen por una vez en su vida un impuesto? El problema no es la pobreza, es la riqueza concentrada. Y cómo decía el cura villero Carlos Mujica para que los pobres dejen de ser pobres, no se ha inventado otro sistema más que este: que los ricos dejen de ser ricos. Este proyecto de ley no tiene el objetivo radical de la frase de Mujica, pero empieza a poner sobre la mesa un tema crucial: cómo se produce la riqueza y cómo debería ser distribuida.


[1] https://www.clarin.com/politica/elisa-carrio-locura-gobierno-pensando-aumentar-impuestos-robo-escandaloso-_0__Yq8-rzZh.html

[2] https://www.infobae.com/economia/2020/08/30/martin-cabrales-tambien-se-puede-ser-solidario-bajando-los-sueldos-estatales/

[3] https://twitter.com/SigmaGlobalArg/status/1266397493924958210/photo/1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *